Un silencio histórico que infunde dolor y respeto

Uno de los responsables de la exhumación de las 17 Rosas de Guillena nos explica todo el proceso.

Hace poco visité los trabajos de exhumación que se llevan a cabo en el cementerio de Gerena para recuperar los restos de las ’17 Rosas de Guillena’. Al recordarlo aún siento escalofríos. Ver las huellas de la locura y la sinrazón a la que pueden llegar los seres humanos impresiona y te lleva a una serie de reflexiones muy personales. El silencio se entorna como un dolor callado. Siento un profundo respeto por las víctimas y sus familiares.

Hay que seguir trabajando por recuperar la Memoria Histórica de todos los municipios sevillanos. Es mi compromiso. Así los vecinos y vecinas de nuestros pueblos podrán rescatar parte de su propio pasado y el de su familia.