En Sevilla: con la congelación del PFOEA se perderán 12.000 peonadas

El gobierno hace la vista gorda ante la precaria situación en la que viven cientos de miles de familias en las zonas más sensibles ante la crisis, que no son otras que las rurales y más alejadas de la ciudad, porque ahí faltan peonadas en el campo y no se podrán suplir con un PFOEA que reduce sus peonadas en 12.000 para la provincia de Sevilla.

Con esta nueva congelación de las partidas PFOEA, Rajoy lleva los dos ejercicios presupuestarios de su legislatura sin incrementar un solo euro en un programa que da cobertura social a cientos de miles de familias en nuestros pueblos.

Ese estancamiento de las partidas, si se compara con las subidas de IPC en 2011 –que fue del 2,5%- y de 2012 –un 2,9%-, arroja el dato de que la pérdida de poder adquisitivo de los eventuales agrarios ha sido del 5,4% en los dos peores años de la crisis.

Junto a la merma en el número de jornales que perderán los eventuales agrarios en toda Andalucía por la congelación de las partidas del PFOEA, también nos referimos a la caída generalizada de la producción en aquellos cultivos sociales (generadores de empleo) más emblemáticos del campo sevillano.

Más concretamente, en el caso de la provincia de Sevilla, hablamos de la bajada de casi el 38% en los frutales no cítricos de toda la comarca de la Vega sevillana, lo que se traduce en una reducción a su vez del número de peonadas de las que disponen los trabajadores del campo en esta campaña.

Esta información la publicó El Correo de Andalucía, dando datos más pormenorizados.

El PER en la provincia sevillana generará 661.000 jornales

Este año nos ha costado sacar adelante el Plan de Empleo Agrario dada la tardanza en el reparto de los fondos procedentes del gobierno central. Aún así, desde la Junta de Andalucía y la diputación de Sevilla hemos trabajado con celeridad ratificando el acuerdo para garantizar los materiales para las obras en 2012 en la provincia.

Entre ambas administraciones aportaremos 13,3 millones de euros para esta iniciativa, que sumados a los 33,3 que llegan desde el Ministerio para garantía de rentas, suponen un total de 46,6 millones para acometer las obras y dotar de jornales a los eventuales agrarios de los municipios sevillanos. Sin lugar a dudas es una buena noticia para el agro provincial.

Sólo si sumamos la aportación que hacen la Junta y la diputación es cuando el PFOEA  (antiguo PER) mantiene su ritmo de incrementos, con una crecida sostenida desde 2005, a un ritmo del 3,14% para la provincia de Sevilla.

La subida para este 2012 respecto a 2011 es del 3,32%, desde los 45,14 millones del pasado año a los 46,63 que se invertirán en total para 2012.

Con esos datos, consideramos que esa es la línea que tenemos que seguir, porque no puede olvidarse que detrás del PFOEA, de este programa, hay personas y hay familias que dependen de él y en la protección social que brinda este sistema está el poder adquisitivo, el consumo en nuestros municipios más pequeños y más rurales, que tanta falta hace en estos tiempos.

Habrá movilizaciones ante el mutismo del Gobierno sobre el reparto de PFOEA

Contador: 10 días sin noticias sobre los fondos para el PFOEA 2012. Silencio del Gobierno de Rajoy.

Puesta en común con los sindicatos.

En Sevilla no nos vamos a quedar callados. El contador ya va por los 10 días y la indiferencia por parte del Gobierno sobre el reparto de los fondos del PFOEA cada vez es mayor. No soy el único que lo piensa. Tanto UGT como CCOO están preocupados por el mutismo. El año pasado, a 21 de febrero, los fondos ya estaban otorgados.

Los secretarios generales de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT, Pedro Marco, y el de la Federación Agroalimentaria de CCOO Andalucía, Antonio Periánez, me han comentado que han solicitado reunirse con representantes políticos del Ministerio y de la Delegación del Gobierno en Andalucía para tratar el tema pero, ni caso, no han recibido respuesta alguna.

Ante este silencio del Gobierno de España, desde mi posición como representante de las diputaciones en la Comisión de Reparto del PFOEA en Andalucía y junto a los sindicatos  vamos a iniciar una campaña para explicar a los representantes municipales la situación. Además, se va a elaborar una moción en su defensa para que sea debatida y aprobada en los plenos de los ayuntamientos.

No quiero malos augurios. Espero que Rajoy desde la irresponsabilidad no termine con este plan de empleo rural. Como botón, miremos las cifras de lo que supone la permanencia y el reparto del PFOEA en Andalucía y Sevilla:

771 municipios andaluces utilizan este programa. Se ejecutan unas 1.600 actuaciones/año en toda Andalucía. Es micropolítica. Para ello se contrata personal desempleado, en contratos temporales de 7, 12, 15 días o 1 mes. Se calcula que pueden llegar a generarse unos 2.900.000 jornales, como empleo directo.

Las cifras en la provincia de Sevilla (2011, en ejecución)

  • 32,2 millones para mano de obra y 12’9 millones para materiales.
  • 109 entidades locales entre Ayuntamientos, ELAs y Mancomunidades
  • 396 actuaciones
  • 660.000 jornales
  • 18.000 contratos temporales (estimados) para desempleados.
  • Con todos estos datos en la mano:
  • ¿Cómo sería la vida en un municipio tipo de Andalucía sin PFOEA?
  • Gran acumulación de desempleo debido a la contracción del sector de la construcción y el retorno de sus trabajadores no cualificados al ámbito rural.
  • Esos trabajadores ejercerían gran presión sobre los Ayuntamientos, como entes que pueden proporcionarles algún jornal.
  • Un retroceso en términos absolutos a los años 70.

 

 

 

Llamar a las cosas por su nombre: farsa política

Cada día que pasa siento más desconfianza. Estamos acabando febrero y no tenemos noticias (ni se esperan) del Gobierno de Rajoy. Las administraciones provinciales y locales necesitamos que, de una vez y más allá de intereses electoralistas se aprueben los Presupuestos Generales del Estado. ¿Por qué? Muy sencillo. Si tenemos conocimiento de las cantidades que recibiremos de la aportación estatal pondremos nuevas iniciativas sobre la mesa para generar empleo en la provincia y, por nuestra parte, atender las demandas inmediatas de nuestros pueblos que no pueden esperar.

Nunca ha pasado esto. Está provocando parálisis en vez de estímulos. No quiero empezar a pensar mal, pero me da la impresión que quiere cerrar el grifo hasta que pasen las elecciones autonómicas y es un acto de total irresponsabilidad. Encima con la situación actual, Rajoy no debe empezar a ponernos ‘zancadillas’.

¿Qué les decimos a los vecinos y vecinas que se benefician del Plan de Empleo Rural? Seguimos mirando  el calendario, es 20 febrero, y no hay asignado ni un sólo céntimo para este programa en 2012. Y desde mi posición reivindicaré que aprueben las cuentas generales ya, porque, simplemente, es la responsabilidad del Gobierno. Un Gobierno que no gobierna (válgame la redundancia) y que espera, pacientemente, a qué pase el 25M.

Pero hay más. Hace dos meses Montoro, después fue Zoido (como presidente de la FEMP) y,  más tarde Rajoy, dijeron que se aplazaban las devoluciones de los anticipios de 5 a 10 años. Una decisión anunciada y bien vendida mediáticamente que, a fecha de hoy, parece que ha quedado relegada al olvido. Matizo ‘olvido’ para ellos, porque para esta Diputación ya teníamos los deberes y las cuentas hechas para poner blanco sobre negro una nueva edición del Plan de Urgencia de Empleo Municipal. Yo cumplo con las promesas y, como dije, en sesión plenaria si se lleva a cabo la fórmula de financiación anunciada por el Gobierno, lo reeditamos.

Sinceramente, espero que no todo sea una farsa política.